LOS SALMOS

LOS SALMOS

TEXTOS Y COMENTARIOS

CASA DE LA BIBLIA, LA , GONZALO FLOR SERRANO

25,00 €
IVA incluido
Descatalogado
Editorial:
VERBO DIVINO
Año de edición:
2007
Materia
Sagrada escritura
ISBN:
978-84-8169-711-7
Páginas:
456
Encuadernación:
Cartoné
25,00 €
IVA incluido
Descatalogado
Añadir a favoritos

INTRODUCCIÓN
COMENTARIO
SALMO 1: El Señor protege el camino de los justos
SALMO 2: He entronizado a mi rey
SALMO 3: Tú, Señor, eres mi escudo
SALMO 4: Me diste alivio en la angustia
SALMO 5: No eres un Dios que ame la maldad
SALMO 6: El Señor ha escuchado mis lamentos
SALMO 7: Alabaré al Señor porque es justo
SALMO 8: Qué admirable es tu nombre en toda la tierra
SALMO 9: Has defendido mi causa con justicia
SALMO 10 (9): No te olvides de los humildes
SALMO 11 (10): El Señor aborrece al que ama la violencia
SALMO 12 (11): Tú, Señor, nos protegerás y nos librarás
SALMO 13 (12): Cantaré al Señor porque me ha salvado
SALMO 14 (13): No hay quien haga el bien
SALMO 15 (14): ¿Quién habitará en tu monte santo?
SALMO 16 (15): Tú, Señor, eres mi único bien
SALMO 17 (16): Guárdame como a la niña de tus ojos
SALMO 18 (17): El Señor salva a los humildes
SALMO 19 (18): Los cielos proclaman la gloria de Dios
SALMO 20 (19): Señor, salva al rey
SALMO 21 (20): El rey se regocija por tu fuerza
SALMO 22 (21): Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
SALMO 23 (22): El Señor es mi pastor
SALMO 24 (23): El Señor es el rey de la gloria
SALMO 25 (24): Muéstrame, Señor, tus caminos
SALMO 26 (25): He procedido con rectitud
SALMO 27 (26): El Señor es mi luz y mi salvación
SALMO 28 (27): Escucha mi voz suplicante
SALMO 29 (28): La voz del Señor
SALMO 30 (29): Cambiaste mi luto en danzas
SALMO 31 (30): En tus manos encomiendo mi espíritu
SALMO 32 (31): Perdonaste mi falta y mi pecado
SALMO 33 (32): Aclamad, justos, al Señor
SALMO 34 (33): Gustad y ved qué bueno es el Señor
SALMO 35 (34): Yo soy tu salvación
SALMO 36 (35): Por tu luz vemos la luz
SALMO 37 (36): Los humildes heredarán la tierra
SALMO 38 (37): En ti, Señor, pongo mi esperanza
SALMO 39 (38): El hombre es un soplo fugaz
SALMO 40 (39): Aquí estoy, para hacer tu voluntad
SALMO 41 (40): Dichoso quien socorre al desvalido
SALMO 42 (41): Sed del Dios vivo
SALMO 43 (42): Envía tu luz y tu verdad
SALMO 44 (43): Alzate en nuestra ayuda
SALMO 45 (44): Has cautivado al rey con tu hermosura
SALMO 46 (45): El Señor está con nosotros
SALMO 47 (46): Dios reina sobre las naciones
SALMO 48 (47): Grande es el Señor en Sión
SALMO 49 (48): El hombre no perdura en el lujo
SALMO 50 (49): El Señor juzga a su pueblo
SALMO 51 (50): Ten piedad de mí, oh Dios
SALMO 52 (51): El amor de Dios dura por siempre
SALMO 53 (52): ¡Cuándo aprenderán los malhechores!
SALMO 54 (53): Mi Señor me sostiene
SALMO 55 (54): He puesto en ti mi confianza
SALMO 56 (55): En Dios confío y no temo
SALMO 57 (56): Muestra, oh Dios, tu gloria sobre toda la tierra
SALMO 58 (57): Hay un Dios que hace justicia
SALMO 59 (58): Tú, Dios fiel, eres mi fortaleza
SALMO 60 (59): Con Dios haremos proezas
SALMO 61 (60): Tú eres mi refugio
SALMO 62 (61): Sólo Dios es mi roca y mi salvación
SALMO 63 (62): Como tierra reseca, agostada, sin agua
SALMO 64 (63): Protege mi vida del enemigo
SALMO 65 (64): Tú mereces ser alabado en Sión
SALMO 66 (65): Qué admirables son tus obras
SALMO 67 (66): Que todos los pueblos te den gracias
SALMO 68 (67): Nuestro Dios es un Dios que nos salva
SALMO 69 (68): Con el agua al cuello
SALMO 70 (69): Señor, apresúrate a socorrerme
SALMO 71 (70): No me abandones ahora que soy viejo
SALMO 72 (71): Que defienda a los humildes
SALMO 73 (72): Mi fidelidad es estar junto a Dios
SALMO 74 (73): Acuérdate de tu comunidad
SALMO 75 (74): Tiempo para juzgar con rectitud
SALMO 76 (75): Dios es grande en Israel
SALMO 77 (76): En mi angustia busca al Señor
SALMO 78 (77): Lo que nos contaron nuestros antepasados
SALMO 79 (78): Salva a los condenados a muerte
SALMO 80 (79): Ilumina tu rostro y nos salvaremos
SALMO 81 (80): Ojalá me escuchara mi pueblo
SALMO 82 (81): Levántate, oh Dios, y juzga la tierra
SALMO 83 (82): No te quedes inmóvil y callado
SALMO 84 (83): Dichosos los que viven en tu casa
SALMO 85 (84): La salvación está cerca
SALMO 86 (85): Tú, Señor, me ayudas y me consuelas
SALMO 87 (86): El Señor ama a Sión
SALMO 88 (87): Mi vida está al borde del abismo
SALMO 89 (88): Anunciaré por siempre tu amor y tu fidelidad
SALMO 90 (89): Señor, tú has sido nuestro refugio
SALMO 91 (90): Al abrigo del Altísimo, a la sombra del Poderoso
SALMO 92 (91): Es bueno dar gracias al Señor
SALMO 93 (92): El Señor es rey, está ceñido de poder
SALMO 94 (93): Levántate, juez de la tierra
SALMO 95 (94): Cantemos jubilosos al Señor
SALMO 96 (95): Gobernará al mundo con justicia
SALMO 97 (96): El Señor es rey sobre toda la tierra
SALMO 98 (97): El Señor revela su salvación
SALMO 99 (98): Santo es el Señor, nuestro Dios
SALMO 100 (99): Dios nos ha hecho y somos suyos
SALMO 101 (100): Voy a cantar al amor y a la justicia
SALMO 102 (101): Tú eres siempre el mismo
SALMO 103 (102): Bendice, alma mía, al Señor
SALMO 104 (103): Todo lo hiciste con sabiduría
SALMO 105 (104): Recordad las maravillas que hizo el Señor
SALMO 106 (105): Olvidaron a Dios,

Esta obra contiene una serie de comentarios a todos los Salmos. En un lenguaje ágil y sencillo, que evita complicadas explicaciones que podrían distraer al lector no especialista, el autor intenta proporcionar las principales claves para comprender adecuadamente el texto bíblico.
El texto bíblico va precedido de una serie de citas cuya lectura
puede ayudar a comprender mejor el pasaje. El comentario posee tres elementos que se complementan entre sí: Introducción general; Introducciones a partes o secciones; Comentario.

Artículos relacionados

  • CANTAR DE LOS CANTARES DE SALOMÓN
    LEÓN, LUIS DE
    Una de las fuentes de inspiración de la poesía española ha sido el Cantar de los cantares. Fray Luis de León escribió en sus años jóvenes este comentario, obra maestra de la literatura española que –junto a Los nombres de Cristo y La perfecta casada– consagró a este agustino como uno de los principales representantes del Siglo de Oro español. «Ninguna cosa es más propia a Dios ...
    En stock

    14,90 €

  • MEMORIA VIVA DE JESUS, LA
    GUIJARRO, SANTIAGO
    Desde hace un siglo, los estudiosos de los evangelios vienen analizando la dinámica de la transmisión oral de los recuerdos sobre Jesús. Con ello buscan comprender mejor los primeros grupos de sus seguidores y definir de manera más precisa el proceso de formación de los evangelios. Este libro ofrece tres pistas para apreciar mejor la riqueza y complejidad del proceso de transmi...
    Queda un ejemplar

    18,00 €

  • COMENTARIO A LA EPÍSTOLA A LOS ROMANOS
    AMBROSIASTER
    Ambrosiaster o Pseudo-Ambrosio es el autor de un Comentario sobre las trece epístolas de san Pablo. En la segunda mitad del siglo iv se debaten verdades centrales del misterio trinitario, con la participación activa de representantes de la ortodoxia y de diversos errores. El Ambrosiaster participa en estos debates. Analiza sistemáticamente el texto paulino desde una perspectiva...
    Queda un ejemplar

    30,00 €

  • HOMILÍAS SOBRE LAS CARTAS A LOS TESALONICENSES
    JUAN CRISÓSTOMO
    Las dos Cartas de san Pablo a los Tesalonicenses son aceptadas en la Iglesia desde los primeros tiempos del cristianismo. Un ejemplo claro es el comentario que san Juan Crisóstomo (345-407) hace de cada una de ellas, versículo a versículo, en forma de predicaciones u homilías, que son las que se ofrecen en estas páginas. Esta obra del que es denominado «boca de oro» manifiesta...
    En stock

    30,00 €

  • REZA, COME Y AMA
    EPICOCO, LUIGI MARIA
    Luigi Maria Epicoco nos alienta a descubrir nuestra condición de discípulos siguiendo el Evangelio de Lucas. La palabra viva de unos ejercicios espirituales se convierte en el vehículo que nos transporta por los senderos que traza el evangelista. Es a través de la escucha y la meditación de la Palabra, como descubrimos el verdadero Rostro de la Misericordia: algo cambia en nues...
    Queda un ejemplar

    18,00 €

  • HOMILÍAS SOBRE LA CARTA A LOS COLOSENSES
    JUAN CRISÓSTOMO
    Estas homilías están divididas en dos partes: en la primera, el Crisóstomo explica los correspondientes versículos de la Carta a los Colosenses, normalmente seguidas por el texto paulino. En la segunda parte trata aspectos dogmáticos y morales, donde transmite normas y preceptos de vida cristiana a sus oyentes. En su exégesis, el Crisóstomo analiza el pasaje paulino desde dive...
    En stock

    27,00 €